viernes, 6 de julio de 2012

Jabón de dos arcillas

Las propiedades medicinales de las arcillas propician el uso de éstas como terapia natural. Podemos utilizar diferentes arcillas para cada tratamiento facial o integral.


Me acuerdo todavía cuando mi abuelo sufría proceos inflamatorios en zonas articulares y musculares y mi madre le ponía emplastes de arcilla. Hoy es algo parecido lo que me pasa a mí en una pierna, tras una caída de cine, y creo que no va a haber mejor escusa que ésta para utilizar la arcilla en un jabón.


El jabón que os presento está compuesto por arcilla roja y verde. De esta forma, la primera nos aporta propiedades astringentes, antiinflamatorias y descongestivas, y la segunda un efecto purificante y antibacteriano.

El jabón de arcilla está indicado para todo tipo de pieles, aunque es muy aconsejable para pieles grasas, mixtas y con tendencia al acné (limpia los poros, desengrasa y oxigena la piel). Si queremos aumentar la eficacia del producto debemos aplicarlo directamente sobre la piel y esperar unos minutos antes de retirarlo con agua.


1 comentario:

  1. Sin duda un buen jabón,me encantan las arcillas.¡Saludos!;)

    ResponderEliminar